Bienvenid@s a esta nueva entrega de Marketing Político!!! Regresamos con este tema que parece haber atraído el interés de no poca gente que me lee en Facebook y LinkedIn…

Hoy vamos a seguir un poco más, dirigiendo el cómo de una Campaña Política y, antes de nada, definiendo qué es una Campaña, dado que la mayoría de los políticos olvidan que se trata de Estrategia y no de diseños bonitos o incluso una publicidad (Propaganda, para hablar con propiedad), adecuada.

Debemos saber, como asesores, que una vez que un candidato/a se convencen de que su campaña es, efectivamente, una plataforma de marca personal planificada y «estrategizada», debe garantizarnos que todo el equipo de campaña se adhiera a directrices estrictas de la Dirección de Campaña y dejar en manos del profesional del Marketing Político el desarrollo de esa estrategia y cada una de las tácticas o acciones que se derivaran de ella. Por lo tanto, el candidato/a deberá dejarse llevar por su asesor de Marketing Político y sólo improvisar cuando éste lo aconseje/determine, y siempre bajo los parámetros y control de él.

Insisto porque este es un trabajo importantísimo que debemos delimitar y que los candidatos necesitan asumir DESDE EL PRINCIPIO. El desarrollar e implementar un plan con metas completamente delineadas, mediante estrategias y tácticas antes de lanzar su campaña de medios sociales, es fundamental para el buen desempeño y resultados óptimos. Tener una estrategia firme al iniciar ayudará a mitigar los traspiés y conseguir hacer que sea más difícil, para cualquier miembro del equipo de campaña, el cometer algún error.

Para que nuestro equipo de campaña logre el objetivo de minimizar las fallas, deben ser entrenados para pensar digitalmente. Para pensar digitalmente y aumentar los coeficientes digitales, los equipos de campaña política deben ser ágiles y adaptables. Con esto quiero decir que deben comprender los riesgos inherentes al uso de las redes sociales y cómo llegar a los votantes conectados digitalmente sin comprometer la imagen de marca personal que se ha creado o se está creando para el Candidato.

Capacitar a un equipo para que piense digitalmente es ooootro trabajo… que puede incluso incluir la eliminación diaria de las claves, asegurándose de que los empleados se hayan desconectado de las cuentas de las redes sociales de la campaña, antes de embarcarse en aventuras personales nocturnas, o incluso —y muy recomendable— insistir en tener dispositivos específicos (computadoras, celulares o tablets) y que éstos sólo se usen para la Campaña… jajaja! Imaginad que pasaría si uno de esos miembros del Equipo de Campaña publica algo «inapropiado» —texto, mensaje, fotografía o video— en las redes del candidato… Puede acabar de momento con meses de trabajo previo.

Este tipo de acciones, que como vemos podrían ser accidentales, tienen la característica de ser ampliamente virales, por lo que, en el ejemplo anterior, podría ser fatal para una Campaña, pero… ¿y si usáramos esa acción como parte de una estrategia mayor, como herramienta viral de algo supuestamente escandaloso y luego pudiéramos voltearlo a nuestro favor? A esto me refiero con crear una estrategia controlada, donde cada paso está medido en función de sus consecuencias —positivas y negativas— sabiendo que, en ocasiones, un paso atrás puede ser beneficioso y convertirse únicamente en una forma de tomar velocidad.

Pensar digitalmente va más allá de trabajar en la Campaña durante las 8 horas del día… Tanto el Candidato, como su equipo, trabajarán las 24 horas del día, 7 días a la semana, viviendo candidato, siendo candidatos, todos ellos, y sólo así seguiremos avanzando en pos del único objetivo posible: GANAR.

Hasta aquí por hoy… Seguiré hablando de este tema en próximos posteos… Si lo deseáis, también podéis hacerme preguntas, planteadme vuestros intereses o comentarios, o pedirme un curso de estos u otros temas de alguno de mis post, a través de este mismo soporte, o en el correo: on@obhster.com.

Gracias por leerme… Feliz fin de semana!!!

Oscar Barroso Huertas

Share:
Reading time: 3 min

Bienvenid@s a esta nueva entrega de Marketing Político!!! Si recordáis, nos quedábamos en la Estrategia de Contenidos… Una buena historia podía vender más que las propias promesas electorales, creando un contexto positivo hacia el/la candidato/a.

En esta segunda parte de este post, os comentaré algunos detalles de la Estrategia de Marketing en Redes Sociales (SMM):

Las redes sociales son una plataforma de lo más eficaz a la hora de tomar y crear conciencia de las cuestiones políticas, animar a la gente a votar, y dar a conocer y promover a candidatos políticos.

Dado que los medios sociales son utilizados principalmente por los jóvenes (aunque existe una fuerte tendencia a que encontremos targets más amplios cada vez, en cuanto a edad), es una gran plataforma para ponerle las pilas a este elector que típicamente no está interesado en la política. Los asesores políticos utilizan una variedad de estrategias para conectarse con los votantes potenciales que utilizan medios sociales. Estas técnicas van desde una gestión honesta y directa —como operar una página independiente de Facebook, para permitir que los posibles interesados en votar expresen su opinión—, a engañosa, deshonesta y manipuladora —creando ghost users (usuarios fantasma que expresen opiniones positivas o generen conflicto con los demás candidatos), por ejemplo.

Cuando se trata de las Redes Sociales de hoy en día (porque cada día evolucionan, como pudimos ver el pasado jueves, 20 de abril de 2017, en la conferencia de Mark Zukerberg), los individuos famosos no son diferentes de las grandes marcas, en cuanto a la fuerza con la que sus acciones tienen eco en los medios y con qué cuidado deben mantener la imagen que les gustaría proyectar. Lo mismo ocurre con los candidatos políticos, especialmente durante elecciones como las que nos llegan…

Donald Trump, por ejemplo, fue toda una revolución en redes en estas últimas elecciones de Estados Unidos y en el resto del Mundo… Este avezado empresario —metido a político por intereses económicos y comerciales (ya hablaré de este tema en un próximo post)—abrazó su naturaleza directa, disruptiva y autoritaria, llegando al público que necesitaba oír su mensaje «diferente» y bien diferenciado del resto de candidatos… El resultado: Seguimiento absoluto en redes, no sólo por parte de sus seguidores y potenciales votantes, sino por los Medios de Comunicación, e incluso sus detractores, que miraban curiosos todas sus intervenciones y apariciones en público, entre la duda y el rechazo, pero difundiendo su mensaje al fin. Mientras que sus comentarios de Twitter le hacían parecer como si lanzara frases de desagrado de manera desagradable, es más que probable que sus mensajes formaran parte de una estrategia más grande, una campaña de branding personal cuidadosamente orquestada y planificada.

Independientemente de la cara que presentan al mundo, el funcionamiento interno de las campañas de los candidatos políticos debe organizarse de manera previa. Cada tweet, cada post de Facebook, cada post de sus blogs, debe seguir un guión y ser parte de un mensaje controlado (Legacy Insight, como lo llamo yo, cuando se trata de Marketing Político). Incluso los post de Instagram deben incluir puntos de conversación que conducen de nuevo a una meta o conjunto de metas específicas.

A lo largo del camino hacia la consecución de su meta política, los candidatos deberán ser excepcionalmente prudentes, para archivar cuidadosamente la actividad de sus campañas de redes sociales, en relación con su vida personal. Como vemos, muchas de estas prácticas reglamentadas son las mismas que muchas de las marcas actuales tienen en su actividad empresarial.

Una de las formas más eficaces de generar apoyo para un candidato, en el caso de México en particular, cuando se trata de utilizar los medios de comunicación social (redes sociales), es la construcción de una página de Facebook para el partido o candidato. Esto permite a un asesor de marketing político llegar a miles o millones de votantes potenciales que usan actualizaciones de estado, mensajes y invitaciones de eventos. Mientras que una página de Facebook te permite conectarte con personas que ya están interesados ​​en su partido o candidato, por desgracia, las actualizaciones del algoritmo de Facebook, no nos permite ampliar nuestra base de datos fácilmente. Quizás, una de las mejores formas de atraer nuevos seguidores, según mi experiencia en campañas pasadas, es a través del uso de memes y generación de Publicity, a través de redes. Pero esto lo veremos en el próximo post de «Estrategias de Marketing Político que sí funcionan».

Gracias y feliz semana!!!

Oscar

Share:
Reading time: 4 min

Inspirado por algunos grandes líderes del pensamiento en el tema, reuní los siguientes cinco consejos de marca personal que me han ayudado más como he optimizado mi marca personal:

1. Elige entre 1 y 3 áreas de especialización

¿Qué te distingue de los demás? Encontrar este elemento único (o dos o tres elementos únicos) le ayudará a configurar y orientar el resto de los pasos a continuación para crear su estrategia de marca personal. Antes de que puedas establecer o desarrollar tu experiencia, tienes que decidir por lo que quieres ser conocido. Algunas preguntas que pueden ayudarte… ¿Cuál es la actividad/actitud/cosa… en la que todos dicen que eres único? ¿Cuáles son tus pasiones e intereses? ¿Sobre qué lees o qué te interesa cuando estás en línea? ¿Seguirás estando interesad@ en ese tema en seis meses o un año?

2. Mantén el mismo nombre, perfil, imagen, imágenes en tus perfiles sociales

¿Todos los perfiles de tus redes sociales son coherentes? Cuando quiero aprender más acerca de un nuevo contacto que he hecho, a menudo busco en varios lugares para obtener información contrastada y coherente. Reviso si está en Twitter y LinkedIn y que dice de él mismo y después voy a ver su Facebook. Es muy útil cuando estos perfiles coinciden (lo que en alumnos de licenciatura no es muy usual, pese a ser público meta de futuros contratadores…)

Mantener un perfil coherente ayuda a otros a encontrarte fácilmente, y ayuda a consolidar una imagen de ti en la mente de los demás. Cuantas menos variaciones tenga más fácil será ser recordable.

3. Publique todos los días a sus perfiles sociales más valorados

¿Cómo te van a conocer otros a ti o a tu marca? Hacerte fácil de encontrar es el primer paso hacia una gran marca. El siguiente paso: compartir tu entusiasmo y experiencia, con los demás.

Tomar un papel activo en tus redes sociales es clave, para ganar influencia y seguidores. Una investigación en seguidores de Twitter (en 2016) mostró que uno de los factores más importantes en el crecimiento es la publicación de forma constante y coherente. Esta investigación también hablaba sobre la frecuencia ideal a la hora publicar en nuestras redes sociales. Algunas buenas pautas para empezar a elegir vuestro volumen de uso compartido, podrían ser:

  • Facebook – 2 veces por día
  • Twitter – 5 veces por día
  • LinkedIn – 1 vez por día
  • Google + – 2 veces por día
  • Pinterest – 5 veces por día
  • Instagram – 1,5 veces por día

Para publicar de manera coherente, yo utilizo herramientas de administración de medios sociales, como puede ser Buffer, por ejemplo, que me permiten prefabricar una fila con publicaciones y que se envíen automáticamente las publicaciones, de acuerdo a un programa, que previamente he realizado.

4. Unirte a un chat, grupo o comunidad para llegar a otros

¿Cómo harás una conexión con otros? Compartir consistentemente con las redes sociales ayudará a atraer a otros a tu marca. Junto con esto, puedes adoptar un enfoque proactivo al involucrarte, o incluso crear grupos, mediante afinidades (alikes) más allá del «like» (ya entraremos en este tema, en otro post, más adelante).

Aquí va una pequeña lista de consejos que a mi, personalmente, me han funcionado:

  • Conecta a las personas de tu red entre sí.
  • Rodéate de gente que te aporte algo.
  • No dejes que nadie te detenga. Debes tener la confianza para llegar a lo mejor.
  • Observa tu red de amigos y líderes exitosos son tu mismo objetivo y sigue su ejemplo. Encuentra mentores. Pida consejo de todo el mundo para aprender de ellos.
  • Comparte todo! Da todo lo que puedas. No te guardes nada.
  • Pregunta a tus conexiones si hay algo que puedas hacer por ellos.
  • Dile a la gente que estás emocionado de escuchar sus historias. Estarán encantados de compartirlas. Esto puede ser la base para un buen Inbound Marketing.
  • Ponte a disposición de tus compañeros y de las organizaciones para charlas, asesorías, contestar preguntas… Tómalo como inversión en el futuro de tu marca.

5. Supervise las menciones de su nombre, y responda rápidamente

¿Cuál es la mejor manera de hacer un buen seguimiento de aquellos que te mencionan o te envían un mensaje? Cuando hablo con algún cliente de las estadísticas una de las que siempre llaman más la atención es la de la rapidez con la que la gente espera que les contestemos en las redes sociales. Según un estudio de realizado entre usuarios de facebook, el 73 por ciento de los usuarios esperan una respuesta en menos de una media hora. En cuanto a personal branding podemos ser más tolerantes y responder en las siguientes 24 horas… ¿Está bien para ti? Lo mejor es que tú mism@ controles tus tiempos, respecto a tus seguidores. Lo importante es que sean tiempos adecuados a tus seguidores y a ti mism@.

Ya está bien por esta semana… 🙂

Gracias por leerme… Más la semana que viene.

Share:
Reading time: 4 min

Esta semana he tenido que hablar en varias ocasiones acerca del Personal Branding, casi por casualidad, en foros que no tenía por qué venir al caso, pero así fue… A menudo estoy tentado a pensar en las marcas sólo en términos de empresas y negocios. Sin embargo, las marcas van mucho más lejos.

Trump…, Lindsey Lohan, Katie Perry, y aunque me pese, las Kardassian… Son marcas que no representan sino un papel que se vende a un público y un mercado que las compra…

Inevitablemente amigo/a mío/a Tú también eres una marca. Aunque no quieras, eres una marca. Yo soy una marca. Somos marcas, queramos serlo o no.

El Personal Branding es el proceso de gestión y optimización de la forma en que se presentan a los demás y las redes sociales son una de las claves (si no la clave más importante) para administrar tu marca personal.

¿Qué tan vital es una estrategia de marca personal con un enfoque en medios sociales? Para analizar este enfoque, sólo basta con hacer una búsqueda de tu nombre en Google. ¿Existes? Si la respuesta es afirmativa…¿Qué percepción tendrá una persona ajena a ti, al ver tus fotos, tus comentarios,…?

Los siete beneficios de tener una estrategia de Personal Branding son:

1. Un flujo constante de clientes/contratadores potenciales.

2. Oportunidades de Liderazgo

3. Asociación con uno o varios temas específicos

4. Mayor credibilidad

5. Reconocimiento

6. Mayor prestigio o valor percibido

7. Asociación con un «nicho» de mercado

En próximos post tocaré de nuevo este tema, con unos cuantos tips para crear tu propia Marca Personal, de tanto interés para el Empresario, el Directivo, el Político, el Académico… Y cada uno de nosotros.

Feliz fin de semana!!!

Oscar Barroso Huertas

Marketing Enjoyneer

Share:
Reading time: 1 min

Después de leer y leer acerca de la Gestión de Riesgos y analizar diversos casos de Empresas e Instituciones de varios lugares del mundo y de varios sectores productivos… Creo que puedo manifestar una opinión que a alguien puede interesar… y si no… pues que sirva para ordenar un poco mis ideas con vistas al Doctorado… jejeje…

Y es que, la Gestión de la Reputación y, por consiguiente los Riesgos que se derivan de una mala gestión, se han convertido, obviamente, en una prioridad en los últimos años, con la introducción explosiva de las Redes Sociales o Social Media, en las estrategias de Marketing. «Las Redes» permiten la transparencia completa entre una empresa y sus clientes/públicos. Si las empresas e instituciones queremos proteger nuestra reputación corporativa y convertir al cliente más exigente en un fanático fiel, esta transparencia debe mostrar un enfoque único y real hacia el servicio al cliente y la resolución de problemas. Esto, por supuesto, aplica también a la Universidad.

Pasó el tiempo en el que los clientes simplemente llamaban a un número de información para preguntar sobre un producto defectuoso, o un error de facturación. Los crossumidores ahora publican estas preguntas y quejas en Redes Sociales y foros o grupos de WhatsApp para que todo el mundo sepa. Lo que antes era un cliente insatisfecho ahora puede convertirse rápidamente en una multitud enojada «con antorchas» (Vamos a matar a la Bestia!!! jajaja). Y aunque un tiempo de respuesta de 24 horas pueda parecer aceptable para las consultas por correo electrónico y teléfono, hemos sido acostumbrados a esperar una respuesta inmediata cuando se trata de Social Media.

La mayoría de las empresas tienen «Community Managers» que se encargan de subir contenido y promociones a través de sus Redes Sociales y responder a todas las consultas de sus públicos. Esto, por supuesto, soluciona la necesidad de responder rápidamente a las preguntas de los clientes y ganarse su «medallita verde de Facebook». Sin embargo, la mayoría de estos «Communities» (y lo pongo entrecomillado porque no siempre son verdaderos gestores de comunidades, sino simples «subidores» de post y fotos) pertenecen al departamento de marketing, por lo que son vendedores en el corazón. Muchos de ellos no están capacitados para resolver problemas de clientes o calmar a un cliente enfadado, y ni siquiera siguen (ni están enterados) de los mismos procesos que el equipo de Servicio o Atención al cliente. Esto resulta en Experiencias del cliente truncas o fracturadas.

financial-services-and-reputation-the-next-five-years-7-638

La reputación es uno de los mayores riesgos que enfrentan los negocios B2C hoy en día. Los consumidores, usuarios, pacientes, aficionados, alumnos,… ahora tienen el poder de condenar públicamente a una empresa a su voluntad, y las redes sociales permiten que cualquier mensaje negativo se propague como un incendio forestal. Aunque es cierto que siempre habrá clientes insatisfechos, hay algunos pasos que cualquier organización puede caminar para minimizar los riesgos, proporcionar una experiencia de cliente completa y convertir la transparencia de las Redes Sociales en una oportunidad, para asegurar la lealtad de los clientes:

  1. Debes asegurarte de que TODAS las consultas de tus clientes, realizadas a través de redes sociales, sean contestadas por el personal de atención al cliente.
  2. El tiempo de respuesta es muy importante, independientemente de cómo los clientes elijan ponerse en contacto con nosotros. A menudo, una simple actualización como «Gracias por su pregunta! Voy a hablar con mi supervisor sobre esto de inmediato y se pondrá en contacto con usted a la brevedad. Manténgase atento, por favor», es suficiente para satisfacer la urgencia del cliente hasta que se haya contestado a su pregunta.
  3. Responde a la retroalimentación positiva tan rápidamente como la crítica. Proporciona respuestas reflexivas a las opiniones positivas de los clientes y comparta con sus seguidores.
  4. A veces, tus clientes decidirán usar tus redes sociales contra ti… TEN UN PLAN DE RESPUESTAS. Todos los empleados que interactúan con los clientes a través de las Redes, deben ser conscientes de este plan y saber exactamente qué medidas tomar, qué respuestas a proporcionar y cómo minimizar las consecuencias.

Espero que os sirva… y, al menos, ya he presentado, gracias a este post, mi trabajo del día en mi doctorado.

Thanks for reading!

Oscar Barroso

Share:
Reading time: 3 min

Después de la friolera de 20 años dando clases y en diversos cargos administrativos en universidades de varios países, y desde la perspectiva de la Dirección Académica de CETYS Universidad, he ido recopilando aprendizaje sobre las diferentes dimensiones de innovación en cuanto a la atracción de prospectos universitarios y los estilos de convocatoria… Eso me da pie para este post, donde creo percibir algunas conclusiones, a modo de opinión, sobre el Marketing Universitario y sus tendencias y proyecciones a futuro.

Desde mi punto de vista, las preparatorias y las universidades deberían pedir a los estudiantes que consideren estas preguntas cuando deliberan sobre sus opciones de inscripción, empujando la Marca y la Estrategia de Marketing a la vanguardia, mientras que los procedimientos administrativos deben esforzarse por adaptar sus modelos hacia  una base de estudiantes cada vez más diversa, bajo el paraguas de estas posibles preguntas, que incidirán de manera determinante en el Índice de Eficiencia Terminal de sus estudios, en cualquier nivel de la Educación Superior:

¿Eres lo suficientemente tenaz? ¿Crees firmemente que la educación que vas a emprender tiene valor para tu futuro? ¿Crees en el poder de que una sola persona puede cambiar el Mundo?

Al mismo tiempo y, en base a lo anterior, mediante la investigación, presentación y gestión de un mensaje unívoco de marca unificada (Imagen Proyectada-Imagen Percibida), contemplando que todo vaya en el camino de la experiencia y el respeto a la sustentabilidad de los valores y el entorno, las instituciones universitarias pueden lograr una ventaja competitiva significativa, al inscribir y retener a los mejores talentos entre los estudiantes, no solo a través de becas, sino a través del sentido de pertenencia aspiracional.

Creando Marca en la Educación Superior. Las instituciones se centran en la marca y la comercialización mucho más que antiguamente… Aunque, yo tengo la grata referencia de la evolución de la Universidad Europea de Madrid que hizo del Marketing la herramienta clave de su gestión. Muchas universidades, por centrarme en un sólo ámbito, han contratado profesionales del marketing, del mundo corporativo, e invertido tiempo y dinero significativo para crear marcas institucionales fuertes. Después de todo, las Instituciones de más rápido crecimiento son ávidas usuarias de las Redes Sociales, empleando una amplia gama de herramientas para conectar, participar, anunciar y defender sus productos y servicios.

Las Universidades están aplicando este éxito de mercado en su propio “territorio”, reconociendo la importancia de incorporar los Social Media (o Redes Sociales) en su planificación estratégica y mirando hacia el potencial del comercio en el móvil o celular. En algunos casos, esta mentalidad ha dado sus frutos a través del desarrollo de puestos de direcciones de marketing y/o comunicación, que hacen hincapié en la creación de marca y campañas de marketing “de bombero” o “apagafuegos”, cuando lo que se necesita es una Estrategia de Marketing en claro, a Corto, Medio y Largo plazo, paralela y coincidente con los objetivos y plazos de la Estrategia Corporativa o Institucional.

Es notable y muy correcto, al menos para mi, —tras años en este ámbito educativo de estudios Profesionales y de Posgrado—, que existe, de manera determinante, un creciente interés —y casi creencia ciega— en la importancia de definir y articular su marca universitaria, porque es importante ser diferenciado y convincente.

Estas técnicas de branding impulsadas por las diferentes áreas de promoción, servicios escolares, academia… deben basarse hoy en los avances tecnológicos, para interactuar con el estudiante o futuro inscrito, principalmente cuando debemos ser conscientes del papel crossumidor del millenial. Las estrategias recomendables, según yo, a adoptar dentro de los entornos universitarios deberían, al menos, incluir alguna de estas herramientas:

  • Creación de sitios web intuitivos y fáciles de navegar (responsivos), que puedan ser visualizados y utilizados en múltiples dispositivos y plataformas, con información práctica y actualizada.
  • Optimización de motores de búsqueda (el famoso SEO y SEM): Para instituciones que ofrecen programas exclusivos o estrella, como nos ocurre en los programas altamente innovadores de CETYS Universidad, es cada vez más importante asegurarse de que estos programas residen en la parte superior de los listados de motores de búsqueda. Este debe ser un trabajo constante, no por momentos aislados de promoción, y adecuados a cada una de las locaciones donde la Universidad tiene presencia.
  • Uso de la analítica web y de Social Media (KPIs): El uso de software analítico está aumentando a medida que el ecosistema web de Educación Superior se está volviendo cada vez más complejo, y la cantidad de instituciones que ponen materiales en línea se está expandiendo (dominios, subdominios, etc.). Y esto, sin considerar plataformas como BlackBoard…
  • Medios sociales estratégicos: Mientras que casi todas las instituciones de educación superior utilizan algún tipo de medios sociales, no está claro si muchos están realizando y midiendo el ROI (Retorno de la Inversión), de manera clara, y comparándola con períodos definidos anteriores, o simplemente estableciendo cuentas de Facebook o Twitter y subiendo post o fotos, sin medir el comportamiento de sus usuarios, sus hábitos de consumo de redes, etc. para asegurar que suceda lo que las universidades quieren que suceda…
  • Desarrollo móvil (Apps): Las universidades están haciendo mayores inversiones en tener una presencia móvil, desde el sitio web de la institución, hasta el desarrollo de contenido de cursos amigables para móviles (o celulares, como dicen por aquí).
  • Sistemas de CMS y CRM: Los sistemas de CRM y CMS se están convirtiendo en una herramienta cada vez más importante para aprovechar el “BIG DATA» de la información histórica de los estudiantes, y realizar un seguimiento de la actividad de los futuros estudiantes. Los programas de Inteligencia de Negocios (BI), se van a ir introduciendo en las Instituciones de Educación Superior, para anticipar o prever el comportamiento de inscripciones del siguiente curso, el nuevo ingreso, el reingreso y la retención… con una meta clara: el índice de eficiencia terminal, al que nos avoca, hoy día, cualquier acreditadora que se respete.

La evolución demográfica, los crecientes costos de la educación superior y las nuevas presiones del mercado —como ha ocurrido este semestre con el tema del “Gasolinazo” o de la subida del dólar, en Baja California, México—, también están afectando significativamente la forma en que las instituciones atraen a nuevos estudiantes… Creedme, lo he vivido.

Seguro que la mayor área de innovación y crecimiento en el marketing de Educación Superior y de branding, se encuentre en el espacio digital u online. Todavía tengo grandes dudas acerca del “uso eficiente” que las Universidades hacen de la tecnología a su alcance y la explotación de todo su potencial, especialmente cuando se trata de las Redes Sociales y otras plataformas emergentes —como la Realidad Virtual, área ésta en la que me encuentro envuelto, gracias a un Proyecto de Virtual Broadcasting, con la Universidad de Stanford, desde el mes de septiembre de 2016—.

Hoy, seguramente los SocialMedia son más eficientes que los medios tradicionales, para llegar a su público objetivo o meta de forma más directa y focalizada. Las Redes Sociales son significativamente mucho menos onerosas que los enfoques de mercadotecnia, o publicitarios, tradicionales. Las inversiones en esta gama de medios emergentes permiten a las instituciones maximizar sus recursos 1. INNOVANDO y 2. AHORRANDO, dado que puede llegar a invertirse, como promedio, hasta un 33% menos en la impresión, un 24% menos en los anuncios de prensa y un 17% menos en publicidad en radio y TV (números promedio, en función de los resultados obtenidos con clientes de la Agencia BCauseBe Intelligent Marketing.

screen-shot-2017-02-09-at-8-52-39-am

Las fuertes inversiones en marketing interactivo o web —si se hacen de una manera apropiada, con la base racional sólida de la Investigación o Estudios de Mercado “ad hoc”—, probablemente mejorarán la calidad de los solicitantes y el porcentaje de alumnos que llegan a la Universidad (por supuesto, también la retención de los alumnos que ya están).

La estrategia de marketing comienza con el conocimiento de su mercado. Mediante la implementación de resultados de mercado basados en datos concretos de su/sus área/s de actuación, las Universidades pueden aumentar el conocimiento —y el reconocimiento— de la marca y la percepción correcta de su imagen (este es todo un tema que tocaremos otro día), atraer e involucrar a los estudiantes potenciales y crear lealtad entre sus estudiantes, padres, personal, profesores, ex alumnos (alumni) y donantes.

Un enfoque, de este modo, centrado en los datos, para anticipar el éxito de las campañas de marketing institucional, y no estar «tirando el dinero» o «apagando fuegos por periodos concretos de inscripción/matriculación», a largo plazo significa:

  1. Elevar el desempeño de su marca, lo que significa fortalecer la presencia de la Universidad en todo el panorama de la Educación Superior, examinando cómo podemos mejorar en los niveles de percepción y conciencia de nuestros públicos meta. Algo que CETYS Universidad está realizando de un modo excepcional, al posicionarse «codo con codo» con universidades de primer nivel, en un ámbito internacional. Es algo que, desde una Estrategia de Mercadotecnia, debería explotarse de manera sistemática.
  2. Maximizar su mensaje para articular el valor (frente a su precio), mediante la comprensión de los conceptos de comunicación que suenan o están presentes en las diferentes audiencias estudiantiles y sus entornos mediáticos.
  3. Validar su gasto de marketing, midiendo el desempeño de la marca y de cada campaña, calculando las tasas de conversión de solicitante a estudiante. Esto nos va a permitir medir, al mismo tiempo, los «por qué» de esa conversión y cómo replicarla de manera sistemática y controlada, para adaptarnos a los cambios de nuestros futuros alumnos.

En las universidades, debemos aprender a confiar en —y a utilizar correctamente— el poder de la Marca-Universidad y llevar a los estudiantes a recordar algo más que un nombre, al tomar su decisión de inscripción. Debemos obtener y hacer acopio/análisis útil de más información, acerca de las tendencias actuales del mercado de la Educación Superior en lo que a Marketing, Reclutamiento y Tecnología se refieren y, como siempre digo a mis alumnos en una de mis clases introductoria al mundo del Marketing hoy: La fórmula «mágica» para obtener el ENGAGEMENT de nuestros públicos está en OBSERVAR y ESCUCHAR, para después ACTUAR.

Gracias por este ratito juntos! Hasta la próxima semana!

Share:
Reading time: 9 min

Ha llegado el momento en el que hay que romper todas las reglas del marketing tradicional y puede ser más eficaz que la última. Hay varias compañías que hicieron un giro en su mercadotecnia y mejoraron su negocio. Un gran ejemplo, para nosotros, fue ChupaChups. Es difícil de creer, pero esta marca de fama mundial tuvo algunos tiempos realmente malos a finales de los años 90. En realidad, la empresa sólo tenía una oportunidad para arreglar todo, de no ser así, ChupaChups ya no existiría hoy. Afortunadamente, los responsables de la marca, tomaron la decisión correcta y resurgió de sus cenizas.

La estrategia que, en su momento, planteamos fue bastante simple: en lugar de gastar mucho dinero en publicidad sin una esencia clara y con un mensaje difuso, dirigido al mismo público infantil que ya había perdido la identidad de la marca, ofrecimos invertir en la interacción con sus clientes… Sus verdaderos clientes. Por esto, el primer paso fue elaborar una investigación que apoyara lo que en la agencia ya suponíamos… Que el Público Meta o Target de referencia, había cambiado… Mientras que los niños habían perdido la referencia de ChupaChups como marca y consumían con poca regularidad sus productos, había un Core Target que seguía fiel a la marca pero que se avergonzaba de que así fuera: el joven adulto (de 23 a 35 años) que consideraba «pasada» la época de tomarse un ChupaChups, pero que deseaba hacerlo.

La estrategia de encontrarnos con los clientes es, en gran medida, el secreto de la recuperación de la popularidad de ChupaChups…

«Pero… ¿Cómo vamos a conseguir que un hombre o una mujer, ya trabajando y con una imagen adulta que cuidar, se anime a comprar un ChupaChups?»—, recuerdo decir al Director de Comunicación de la marca… moviendo la cabeza en sentido de negación. Nuestra propuesta: «Hagamos que se convierta en un placer adulto…», y de acuerdo, es bastante fuerte, ¿no? Pero era la forma perfecta de conectar el producto con el target que pretendíamos impactar, rompiendo el estereotipo del comprador de ChupaChups y  relocalizando el territorio de la marca.

chupa_12

Primera Pieza Creativa que salió a los medios… Provocación Nivel 1.

El resultado: Conseguimos radicalizar el mensaje, anulando el aburrimiento de su comunicación y transformando su rol en la mente del target.

chupachups-lollipops-brassiere-small-87262

Pieza 2: Tras comprobar que la primera pieza había tenido una gran aceptación entre nuestro nuevo target, dimos una vuelta de tuerca más…                    Provocación Nivel 2.

Medida: ChupaChups aumentó las ventas en casi un 3,000% y rompió, de manera radical, la categoría de productos, abriéndose a un mundo de posibilidades de marketing, no sólo a nivel local o nacional, sino que alcanzó el ámbito internacional.

El resto de piezas de la campaña, no fueron menos provocativas, al contrario… Y, sin embargo conseguimos rescatar a la marca y refrescar las líneas creativas, tanto para ese momento como para campañas que se han dado posteriormente, enfatizando ese giro creativo.

El marketing radical o Extreme Marketing, puede ser una pista para aquellas compañías que creen en su éxito, listos para los pasos revolucionarios y pueden manejar cualquier problema de una manera diferente al tradicional.

Si desea utilizar el marketing radical en su campaña tiene que atenerse a 7 principales reglas:

1. El CEO debe ser consciente de que deberá hacer concesiones creativas, hasta más allá de lo que su concepto de moralidad, ética o tradición le manden.
2. Debe conocer a sus clientes en persona para comprender mejor sus preferencias y deseos (importancia de la Investigación de Mercados).
3. Utilice las estadísticas de investigación de marketing con precaución, ya que la mayoría de las investigaciones se basan en focus group que pueden verse influenciados o comprometidos. Es mucho mejor tomar inspiración directamente de sus clientes en lugar de datos estadísticos.
4. Contrate sólo a empleados creativos y entusiastas para puestos superiores. Deben ser fans de lo que hacen, no importa si tienen un grado o no.
5. Revise constantemente su estrategia de marketing ya que las necesidades de los clientes pueden cambiar y es vital satisfacerlas. La mayoría de las empresas pasan mucho tiempo comunicándose con sus clientes para entender mejor sus necesidades.
6. Rompa las reglas comunes. No tengas miedo de cambiar las reglas. Por regla general, el marketing tradicional sigue la estrategia «cuanto más mejor», en otras palabras maximizan la distribución de productos, mientras que la comercialización radical limita la disponibilidad de productos para crear una demanda creciente entre los clientes.
7. Sea fiel a su marca y crea en ella. Cada vendedor debe estar «obsesionado» con su marca y productos, ya que esto le ayuda a centrarse en su calidad.

Por lo tanto, si usted tiene suficiente de lo que hay que tener para experimentar, y ejecutar su negocio de otra manera, dele al marketing radical una oportunidad y le aseguro que experimentará un aumento de ingresos suficiente en cualquier momento del futuro próximo.

Oscar  Barroso Huertas

Share:
Reading time: 4 min

Los memes son hoy una parte omnipresente de la experiencia en línea, sobre todo en las redes sociales. Este fenómeno en Internet ha crecido en popularidad, junto con la naturaleza visual de la web y las redes sociales. Me atrevería a decir que los memes son una parte muy importante e indivisible de nuestra cultura global.

El concepto de meme fue puesto en circulación por Richard Dawkins en su libro «El Gen Egoista». Dawkins identificó un factor replicante, una unidad de transmisión cultural que saltaba de cerebro en cerebro por medio de la imitación y que iba mutando en el proceso. La palabra meme era una variación de la griega «mimeme«, imitar.

Dawkins consideraba meme a cosas tan variadas como una canción o una frase pegadiza, pero la quintaesencia de meme son las ideas (parte integrante de un insight de consumidor en mercadotecnia y, por proyección, en la publicidad).

El caso es que la visión de todos ellos es que, tanto el meme como el insight, compiten por una cosa: nuestra atención. Los memes, según esta visión, serían algo así como genes víricos de la mente…, algo infeccioso, un parásito de la mente.

En su mayor parte, hoy en día, los memes están destinados a utilizar el sarcasmo o el humor, para captar nuestra atención. Las empresas e instituciones los pueden utilizar en su beneficio, siempre y cuando se haga de una manera inteligente o ingeniosa. Es un desafío a la inteligencia del usuario o receptor del meme.

¿Por qué es un fenómeno de Internet?
La definición original, pre-Internet de un meme es: «un elemento de una cultura que incide sobre el sistema de conducta en nuestro cerebro, y que puede ser considerado para ser transmitido de una persona a otra por medios no genéticos, especialmente la imitación».

La definición más reciente podría ser: «una imagen de humor, vídeo, parte del texto, etc., que se copia (a menudo con ligeras variaciones) y que se extiende rápidamente por los usuarios de Internet. Muchos de los memes populares son imágenes que vemos en Internet y que, en marketing digital, se denominan «macros», como descriptor de una forma de pensar o sentir, concentrada en esa imagen en particular, con un breve texto, que completa la idea a transmitir, lista para viralizarse.

¿Cómo hacer un Meme eficaz? La clave para crear un fenómeno efectivo para tu negocio es encontrar la imagen adecuada y la idea apropiada a transmitir. Puede ser una fotografía que tomes, una imagen de un producto o servicio que ofreces, o un rediseño de un meme ya popular.

Actualmente, se pueden encontrar memes populares con sólo buscar en la web. Varios sitios te mostrarán memes que han sido populares desde hace mucho tiempo, así como las tendencias actuales. La imagen que elijas y los memes, en general, deben vincularse al mensaje que deseas transmitir de tu marca o a la identidad de la empresa o institución, de una u otra manera.

Como regla general, para ayudar a su meme ser popular que debe ser:
• Fáciles de crear
• Fácil de «consumir» o asimilar
• Relacionable con su público
• «Compartible»
• Familiar
• Divertido, ingenioso, inteligente
Piensa en tus objetivos y la sensación o pensamiento que quieres que tu audiencia tenga, cuando asocien el meme con tu empresa. Una vez que tengas el mensaje que deseas dejar en la mente de tu target, entonces puedes elegir la imagen y, por último, desarrollar el texto.

Aquí están algunos temas populares o ideas para los textos:
• Animales que dicen cosas propias de humanos.
• Los bebés que dicen o hacen cosas de adultos.
• Dichos populares, frases de programas de televisión o de películas.
• Frases famosas de los personajes de los programas de televisión o películas.
• Citas de la cultura popular o clásicas.
• Juegos de palabras o bromas.

Ten cuidado con los memes populares que podrían estar asociados con chistes subidos de tono o fuera de lugar. Asegúrate de que entiendes el meme, para evitar que sea compartido o copiado de una manera negativa, como ha ocurrido con empresas o community managers, que ahora trabajan en el Oxxo (lo cual no tiene absolutamente nada de malo pero que es ejemplo de un comentario fuera de lugar…).

Una vez que hayas encontrado la imagen apropiada para tu meme y hayas creado el insight divertido o ingenioso para él, entonces es el momento de compartirlo en las redes sociales.

Debes utilizar todas tus redes sociales para distribuir el meme, y compartirlo con la suficiente frecuencia, para asegurarte de que es visto por la mayoría de tu público.

El uso de los memes como parte de tus esfuerzos de marketing, sin duda, puede captar la atención de tus usuarios, ayudar a aumentar tu alcance y ayudar a tus esfuerzos de creación de marca.

Para terminar con el post de hoy, no debemos olvidar que los memes forman parte de la estrategia de marketing de la empresa y, como tales, deben planificarse con su asesor de Redes Sociales, tu Social Media Strategist o el Community Manager, con el fin de obtener el máximo provecho de él y aumentar las posibilidades de que se convierta en viral.

Gracias, como siempre por dedicar este ratito a leerme… Espero te sea de utilidad…

Dr. Oscar Barroso Huertas

Share:
Reading time: 4 min

Cuando se habla de Branding, se habla de Gestión de la Marca, incluso hay personas que, como emprendedores, o como profesionales, conferenciantes, profesores, etc… tienen su Branding Personal… Crear, cuidar y aprender a manejar su marca es algo que cualquier empresa, independientemente de su tamaño, debe hacer… Por eso algunos nos empeñamos en enseñar qué es, realmente el branding…

El hecho de que una PYME se niegue a crear una estrategia de Branding, es un suicidio… Sí… Así de claro. Sabemos que todo comienza de una idea, pero las ideas deben materializarse, para crear la confianza que un consumidor (ya sea físico o jurídico-moral) necesita para comprar.

Hace muchos años —y aún hoy en algunas partes del mundo— la PYME estaba acostumbrada a crear esa confianza con los años… Y realmente había tiempo para generar esa confianza, no era necesario crear y gestionar la marca de manera profesional, dado que había ese tiempo para que esa marca se consolidase, de manera «natural». P.Ej.: Un empresario abría su negocio y poco a poco los clientes iban llegando, de manera que éstos fueran aportándole reputación, esa reputación le aportaba confianza y esa confianza convertía al negocio —poco a poco— en rentable…

Hoy día eso es impensable… cualquier negocio debe poner sus productos en el mercado y ser rentable en pocos meses, antes de que agote su capital (unos seis meses de media, es lo que aguanta una PYME, antes de pasar verdaderas penalidades que, en la mayoría de las ocasiones, afecta a la capacidad económica del emprendedor, su familia y/o amigos). En esos seis meses debe crear una base de clientes sólida para generar esa reputación y confianza que traiga más clientes… (en algunos sectores, menos de esos seis meses, dependiendo del capital que tenga el emprendedor).

El Branding es la herramienta de gestión que ayuda a hacer esto y a consolidar una base de confianza—y digo el Branding y no la Marca, dado que, aunque muchos renieguen, la Marca es sólo la representación visual de ese proyecto empresarial o emprendedor—, que consiga un crecimiento sostenido, en base a:

  • La gestión del Posicionamiento
  • La gestión de la Visibilidad pública
  • La gestión de la Reputación
  • La gestión de la Confianza

Todos ellos elementos necesarios e ineludibles… La negación de esta necesidad no lo hace menos real…:

«No… Lo que pasa es que no puedo pagar un proyecto o a un profesional o experto…», «El Logo me lo hace un amigo…», «Mejor sólo la web, porque es gratis…», «Yo me gestiono mis redes sociales y mi hija la mayor me ayuda cuando puede y se le da bien el Facebook… Pero no necesito pagar por eso…»

Pero… ¿Dónde está el Plan? ¿La planificación que justifique dónde está el punto de equilibrio entre lo que gastas y lo que ingresas? Incluso en estos entornos…

Ahí entra el Branding… on@obhster.com

 

Share:
Reading time: 2 min